Presentación


La utilización, desde hace más de 60 años, de anticoagulantes orales para la prevención de complicaciones tromboembólicas ha demostrado su indiscutible eficacia tanto en enfermedades cardíacas como en el tratamiento a largo plazo de los procesos tromboembólicos, si bien es cierto que son medicamentos de estrecho margen terapéutico, es decir que conllevan unos riesgos asociados a las pequeñas diferencias entre las dosis terapéuticas y las tóxicas, así como un riesgo de complicaciones hemorrágicas y numerosas interacciones, tanto con fármacos como con alimentos y plantas medicinales.

Durante las últimas décadas, se han producido notables progresos clínicos y asistenciales en los métodos de control de los pacientes sometidos a tratamiento anticoagulante oral (TAO), lo que se ha traducido en una disminución de las complicaciones y un mejor seguimiento de los pacientes.

Hasta hoy, tenemos la evidencia de que el mejor control posible es el que consigue el autocontrol, es decir, cuando el propio paciente, en su domicilio, es capaz de realizar sus controles semanales y ajustar su dosis. El autocontrol disminuye muy significativamente las complicaciones y la mortalidad, y mejora la calidad de vida del anticoagulado, pero la aparición de nuevos anticoagulantes, cuyas potenciales ventajas son la ausencia de controles y la menor interacción con otros fármacos, parece abrir nuevas perspectivas, aunque debemos ser cautelosos, ya que no están exentos de efectos secundarios y todavía no se dispone de estudios a largo plazo.

La población con terapia anticoagulante va en aumento, debido al incremento de la esperanza de vida; en consecuencia, ciertas enfermedades cardioembólicas asociadas a la edad avanzada son muy prevalentes; además, hay nuevos horizontes en la farmacología que permiten la elección de diferentes alternativas de tratamiento. Así pues, hemos planteado este curso como una actualización de conocimiento.

Dirigido a profesionales de enfermería, médicos de asistencia primaria y farmacéuticos, el objetivo del curso es ofrecer conocimientos actualizados y útiles sobre los anticoagulantes orales, tanto clásicos como nuevos, así como sobre el manejo clínico del paciente anticoagulado, ofrecer ayuda a los profesionales de la salud que, en el ejercicio de su profesión, participen en el tratamiento y seguimiento de pacientes, para que puedan realizar un control terapéutico de calidad.


Directoras del curso.

Imprimir